Antes que nada: el acento y la pronunciación son dos cosas diferentes.

El acento trata sobre la entonación, mientras que la pronunciación es sobre la articulación. Tener un acento diferente no significa que usted está hablando inglés incorrectamente. Sin embargo, pronunciar incorrectamente significa hablar mal en inglés

Así que, ¿por qué enfocar sobre la pronunciación?

1. La pronunciación es como la piel del idioma. Si usted tiene toneladas de vocabulario y todos los conocimientos gramaticales necesarios, estos son inútiles si no tiene la pronunciación correcta.

2. Las personas podrían malinterpretarle, o no entenderle en absoluto.

3. Aunque es descortés, algunas personas podrían burlarse de su mala pronunciación. A menudo esta va a ser inofensiva; sin embargo, en algunas situaciones es mejor evitarla.

4. Hablar inglés, con la pronunciación correcta, es una muestra de respeto hacia su interlocutor anglosajón.

5. El inglés también significa comprender la cultura detrás de él. Si no pronuncia bien, será más difícil mimetizarlo.

Ahora, ¿cómo podemos lograr una buena pronunciación? Lo más fácil sería con un profesor que se enfocara exclusivamente en usted para ayudarle a pronunciar mejor.

Cuanto más tiempo usted se tarde en corregir su pronunciación, más difícil será cambiarlo después.

Sin embargo, hay muchas otras formas de lograr la buena pronunciación; algo que describiré pronto en otro artículo.

Más sobre los cursos de inglés en inmersión total

Más artículos.



BART PETER. Sígueme: